Conoce un poco más acerca de la composición de las fundas nórdicas

composicion nordicos colores pastel

Las fundas nórdicas de La Mallorquina representan un complemento para la decoración de tu cama, dándole estilo y elegancia, además de abrigar en climas de mucho frío. Pero estas increíbles fundas están compuestas de diferentes piezas que desearás conocer.

Muchas veces cuando adquirimos una funda nórdica no nos percatamos de la calidad de materia con la que está compuesta así como las partes que esta tiene. Por eso, es aconsejable conocer todo lo relacionado con la composición de este accesorio para nuestra cama y así podremos cuidarla de la forma adecuada, garantizando su uso por mucho más tiempo.

Partes de una funda nórdica

Las fundas nórdicas están compuestas de:

El saco

Donde será colocado el relleno que hará la pieza más acolchada.

El relleno

Material que le da volumen al saco permitiendo el calor para que la piel no sufra.

Sábana bajera

Es un trozo de tela que va cosida al saco a modo de decoración.

La funda de la almohada

Es la que cubre la almohada y crea una simetría de composición.

Los rellenos de estas fundas pueden ser naturales o sintéticos, permitiendo que la piel transpire de una manera que no cause daños a la persona y a la vez ofreciendo un relajante y seguro descanso.

Las fundas nórdicas tienen un diseño de cuatro lados cosidos por tres, dejando uno abierto para introducir el relleno, esto garantiza que el accesorio sea práctico y versátil.

Fundas nórdicas como accesorio decorativo

Las fundas nórdicas se utilizan como complemento decorativo de las habitaciones para darle un toque de elegancia y distinción. Se combinan cortinas, tapetes y cama para hacer un juego completo y dar vistosidad a esta.

Para la habitación de los niños, existen variedad de modelos y combinación de colores con estilos para todos los gustos, las decoraciones con imágenes de sus héroes, comics favoritos o con los personajes de las películas de moda son los que más les gustan.

Colores y estilos

Gran variedad de colores, estilos y modelos presentan este tipo de fundas nórdicas permitiendo dar libertad a la decoración de las habitaciones de toda la familia. Por ejemplo, para la habitación del bebé se ofrecen estampados de dibujos animados de la preferencia de los más pequeños de la casa así como colores monocromáticos para los más vanguardistas y conservadores.

Estilos clásicos, de vanguardia o tradicionales, cualesquiera que sean tus gustos, de seguro podrás encontrar el de tu preferencia.

Desde los colores pasteles hasta los más fuertes se pueden realizar combinaciones, por ejemplo, entre estilos románticos, sobrios, juveniles entre otros, también se ofrecen a rayas, cuadros, lunares y otros motivos que permitirán realzar los espacios de la habitación.

El objetivo de la funda nórdica es la misma sea cual sea su color, modelo o estilos y es la de proteger del frio y la humedad a quien la usa, dándole un plus de belleza a la decoración de la habitación.

Estos atributos la hacen la preferida de grandes y pequeños a la hora de dormir, además de su fácil adecuación a los diferentes climas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*