¿Cuándo es el momento para acudir a un prestamista?

prestamistas

¿Qué es un prestamista ? Los prestamistas se conocen como personas naturales o jurídicas que tienen dinero como para facilitar un crédito, cobrando una tasa de interés sobre el préstamo, y eso significa el pago de las cuotas  semanal, mensual, trimestral y anual, entre otras condiciones de préstamo.

Cuando es hora de acudir a un prestamista

Cuando el cliente de un banco necesita un préstamo, se abren ante él dos opciones principales: acudir a un banco o a un prestamista particular, ya que las dos vías para conseguir el dinero cuentan con ventajas y desventajas que debes conocer antes de elegir.

La respuesta de un banco ante el préstamo puede tardarse mucho en muchos casos y solicitar un montón de papeles, en cambio los prestamistas particulares dan el préstamo de manera rápida.

Los prestamistas particulares tienen un dinero ahorrado y quieren adquirir cierta ganancia de dicho dinero y la obtienen mediante los intereses de dicho préstamo.

En muchas ocasiones las entidades financieras como bancos no otorgan el préstamo que se está solicitando bien sea porque la persona que está solicitando el crédito no posee historial crediticio en el banco al cual le está solicitando el crédito u otros bancos.

Otra razón por la cual el banco no concede el crédito es por demoras en los pagos de las tarjetas de créditos o créditos anteriormente solicitados. La persona que necesita el préstamo de dinero con urgencia se ve entonces marginada al solicitarlo.

Porque acudir a un prestamista en vez de a un banco

Sí, es el momento de acudir a los prestamistas, pero acude a los que son serios y no buscan timarte para ellos hacerse ricos de la noche a la mañana.

Acudir a prestamistas poco serios se puede convertir en un infierno porque te cobrarán una tasa de interés muy alta y los pagos semanales o mensuales serán muy difíciles de amortizar la deuda con rapidez.

Por ejemplo, si solicitas un préstamo poco noble de  5000 Euros, con una tasa de interés del 5% semanal, esto significa que mensualmente estarías pagando el 20% de interés.

La pesadilla de cualquier préstamo es que termines dando mucho más dinero que la cantidad que pediste prestado. No corras por eso riesgos mayores y acude a prestamistas certificados  y no a instituciones o manos inescrupulosas que quieren quitarte lo poco que tienes en el bolsillo.

Muchas personas se ven en la obligación de vender cosas para lograr pagar el préstamo y en muchos casos, el desespero los lleva a cometer perores decisiones.

Acude a prestamistas serios y con una bien ganada reputación

En el caso de que vayas a obtener la suma de dinero que estás solicitando,  haz todos los arreglos para que puedas amortizar la deuda con rapidez y evitar una odiosa acumulación de la deuda y más dolores de cabeza.

¡Sí hay una solución para tus problemas financieros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*