Todo lo que debes saber sobre las dietas disociadas

Existen una gran variedad de dietas para perder peso y entre ellas, las dietas disociadas han adquirido gran reconocimiento debido a su efectividad, no solamente por el hecho de ayudar a perder peso sino porque es muy fácil de llevar a cabo.

Las dietas disociadas consisten en evitar la mezcla de alimentos altos en grasa con alimentos altos en carbohidratos en una misma comida, ya que se dice que consumir carbohidratos hace que el cuerpo genera insulina la cual hace que la grasa se almacene y además transforme tanto los carbohidratos como las proteínas en grasa.

Los beneficios de las dietas disociadas y cómo funcionan

El autor de esta dieta recomienda evitar mezclar alimentos como comúnmente se hace, por ejemplo, combinar carne de res con papas fritas, o hasta un simple pan untado con mantequilla, esta mezcla de alimentos lo que hará es que la persona gane más peso, en comparación de si come los mismos alimentos, pero combinados por ejemplo con verduras.

Esta dieta básicamente recomienda a las personas consumir carbohidratos como los cereales integrales las legumbres, porque ayudan a satisfacer más rápido a la persona además de que tienen mucha fibra favoreciendo la digestión y sin que haya secreción de la insulina.

Por lo general en una dieta disociada lo primero que se consume en el día son verduras, en el resto de las comidas el menú incluye carne magra, y se recomienda reducir el consumo de alcohol y de bebidas carbonatadas, además, eliminar por completo el consumo de alimentos como la bollería industrial, productos con azúcar, y otros alimentos con carbohidratos que se absorben rápidamente porque éstos días en que se secreta insulina y también estimulan el apetito.

Gracias a estas dietas disociadas, las personas pueden tener una alimentación más sana y por consiguiente pueden perder el exceso de peso, asimismo, existe mucha información en la red sobre cómo llevarlas a cabo de forma adecuada para qué la alimentación sea realmente balanceada.

Sí se ve este tipo de dietas desde una perspectiva científica se puede decir que no tiene ningún punto negativo, de hecho, aunque no se les llame así, en los hospitales es muy común qué las dietas qué sirven son disociadas.

Las dietas disociadas son efectivas y sanas

Entonces, se concluye que las dietas disociadas ofrecen una solución eficaz para la pérdida de peso, por el hecho de que reducen la cantidad de calorías a consumir al quitar del menú las harinas, alimentos procesados, azúcar, entre otros, y de la misma manera, estás dietas son completas por lo que se recomienda que se lleven a cabo.

Una de las ventajas de llevar dietas disociadas es que, al ser fáciles de seguir, es más probable que puedan hacerse durante más tiempo, prolongando los resultados positivos, de hecho, puede incluso convertirse en una nueva forma de alimentación, un estilo de vida sano que no querrás dejar de seguir por todo el bienestar que se obtiene a través de ellas. Lo cierto es que una dieta por si sola no hará que pierdas peso, puedes comer muy poco y seguir ganando peso si no consumes las calorías que ingieres, por eso es necesario que complementes este régimen alimenticio con actividad física diariamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*