Los beneficios de la fibra en nuestro organismo

fibra

Una alimentación equilibrada debería estar compuesta de una buena cantidad de proteínas, grasas buenas así como de carbohidratos provenientes tanto de vegetales como de los cereales. Así mismo, se requiere un buen aporte de vitaminas, minerales y de fibra. Esta última no la podemos olvidar y es que los beneficios de la fibra son muy amplios y destacados.

Si quieres conocer más sobre la fibra y todo lo que tiene para darle a nuestro organismo, a continuación te hablaremos al respecto.

La fibra y su acción en nuestro organismo

Para comenzar es esencial que tengas claro que la fibra es aquella parte de nuestros alimentos que nuestro intestino no puede absorber. De esta forma ha de quedar claro que la fibra en si no es un nutriente, pero no por ello deja de ser necesaria en nuestra alimentación y es que ella al pasar por el intestino influye en nuestra flora intestinal.

Uno de los beneficios de la fibra más destacados es que funciona como alimento de la flora intestinal y no podemos olvidar que es ésta la que nos defiende inicialmente de aquellos agentes nocivos que entran a nuestro cuerpo.

Por otro lado, la fibra también nos ayuda a tener un buen funcionamiento de nuestro tránsito intestinal. Es necesario dejar claro que la fibra también es beneficiosa ya que es gracias a ella que nuestro cuerpo puede realizar una adecuada absorción de los nutrientes que ingerimos.

Llegados a este punto es muy importante que hablemos de los tipos de fibra que se pueden encontrar y de las propiedades que cada una de ellas tienen para dar.

Los beneficios de la fibra según su tipo

Cuando hablamos de los tipos de fibra nos referimos a la fibra soluble y a la insoluble. Cada una de ellas presenta ciertas propiedades:

  • Por su parte la fibra soluble nos da mayor sensación de saciedad y es que al entrar en contacto con el agua se infla y así nos sentimos más llenos. Dentro de los beneficios de la fibra este tipo en especial es la que nos ayuda a regular el tránsito intestinal. Así, se recomienda tanto para los casos de estreñimiento, tránsito lento, o de diarreas, tránsito rápido.
  • En el caso de la fibra insoluble ésta lo que hace es aumentar el volumen de nuestras heces y con ello se da una evacuación de los desechos más efectiva. De esta forma, es la fibra recomendada para aquellas personas que sufren de estreñimiento y no para los casos de diarrea frecuente.

Es importante dejar muy claro que ambos tipos de fibra actúan de manera adecuada gracias a la ayuda del agua y es por eso necesario beber una buena cantidad de agua si se quiere sacar provecho de sus beneficios.

Alimentos recomendados

Ya para terminar debes conocer algunos de los alimentos ricos en fibra, según su tipo:

  • Alimentos que aportan fibra soluble: frutas, verduras y frutos secos como el kiwi, las espinacas y las castañas. También, los higos y dátiles así como la cebolla, el berro y las almendras. Se aconseja también el plátano, las ciruelas secas y las uvas pasas así como las judías, la col y las avellanas.
  • Alimentos que aportan fibra insoluble: son los cereales integrales. Se puede encontrar en el pan de centeno, avena, en las semillas de linaza, en el salvado de trigo así como en la harina de trigo integral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*