¿Qué son las gafas graduadas?

Ante los avances modernos, es posible conseguir gafas cuadradas que te ayuden a corregir los problemas que tengas en tu vista, ya sea que no puedas ver de cerca o de lejos, permitiendo que realices con más comodidad y seguridad tus actividades diarias.

Las gafas ideales

Las gafas graduadas se han convertido en la solución perfecta para muchas personas, gracias a todas las ventajas que aporta su uso. Si quieres conocer más sobre estos accesorios, entonces te invitamos a seguir leyendo este artículo.

Existen diversos tipos de gafas en el mercado, como las mono focales y las bifocales, las cuales ayudan a las personas a tener una mejor visión.

Sin embargo, las gafas graduadas se han convertido en la elección de muchas personas, dado que permite corregir diferentes problemas refractivos, como la miopía, el astigmatismo o la hipermetropía, que terminan afectando tu visión y por lo tanto, tus actividades diarias.

Las gafas graduadas, como por ejemplo las gafas graduadas de Oakley, están diseñadas para permitir ver a cualquier tipo de distancia, dado que sus cristales, en la parte alta, facilitan el campo de visión lejano, mientras que la zona central permite ver mejor a distancia media y la zona más baja cuando realices actividades cercanas.

Esto permitirá que tengas en unas mismas gafas todo lo que necesitas para ver a diferentes distancias, algo que no ocurre con las gafas mono focales o bifocales, las cuales están más limitadas con relación a la visión, de esta manera no tendrás que cambiarte de gafas en las distintas actividades que realices todos los días.

Debes tener en cuenta que al tratarse de gafas que abarcan diferentes campos de visión, necesitarás de un tiempo para adaptarte y usar de la forma correcta cada una de las zonas de los cristales para que así puedas ver con más definición y claridad en tu día a día.

¿Qué tratamientos pueden tener?

  • Muchas de las marcas actuales no solo te ofrecerán gafas capaces de ayudarte a corregir los problemas de vista que presentes. También ofrecen productos con distintos tratamientos que mejoran su resistencia y funcionalidad.
  • A las gafas se les aplica una película protectora sobre la lente, con la finalidad de que sean más resistentes a los golpes y arañazos, mejorando así su vida útil.
  • Otro de los tratamientos más utilizados es el anti reflejante, este mejora la nitidez del campo de visión y reduce el brillo. Es un tratamiento perfecto para las actividades al aire libre, para el trabajo o para la conducción nocturna.
  • De igual manera, estas gafas poseen la característica de autolimpieza, evitando que el polvo y el agua se adhieran a los cristales y dificulten la visión. Conseguirás una visión más nítida con este tratamiento y no tendrás que limpiar las gafas con tanta frecuencia.
  • Este tipo de tratamientos se utiliza mayormente en las gafas diseñadas para realizar deportes acuáticos o trabajos industriales.
  • Uno de los tratamientos más destacados que pueden tener las gafas graduadas es el Azul Protect, mediante este se reducirá el impacto negativo de la luz azul emitida por los dispositivos electrónicos, como los móviles, el televisor o el ordenador.
  • Gracias a esto disminuirá la vista cansada, lo cual evitará que sufras de diversas patologías oculares. Por último, está el tratamiento antiempañante, aplicado para conseguir una visión más nítida y libre de vaho, perfecto para realizar actividades de montaña, acuáticas o deportes de invierno.

¿Cómo elegir las indicadas?

  • Al igual que con otras gafas, existen varios puntos que debes tener en cuenta para elegir las gafas graduadas perfectas para ti.
  • Lo primero es que estén graduadas de acuerdo a tu prescripción, de esta manera corregirás los problemas oculares que presentes, permitiendo que puedas ver con total claridad, ya sea de cerca, distancia media o de lejos, mejorando así tu desempeño en las actividades diarias.
  • Otro punto importante a considerar es lo estético, debes elegir unas gafas que vayan acorde con el tipo de rostro que tengas, sea redondeado, ovalado o cuadrado, de esta manera comprarás unas gafas graduadas que vayan acorde con la simetría de tu rostro.
  • Además, es recomendable recibir asesoría en el aspecto técnico, dado que al momento de elegir las monturas, existen varios factores a considerar, dado que no todas se adaptan a los cristales progresivos.
  • Lo indicado es ir a una óptica para que un profesional pueda recomendarte la mejor opción, sin dejar a un lado lo estético. Puedes tener en cuenta el color de tus ojos o pelo al momento de elegir el color de la montura, así podrás combinar mejor las gafas con tu rostro.
  • También debes elegir las gafas que posean por lo menos el tratamiento antirreflejante y el de endurecimiento, para que así tengas un producto resistente, que mejore tu visión y te dure mucho tiempo.
  • En cuanto a materiales, conseguirás de gafas de acetato que se ajustan a cualquier rostro, las de metal son bastante ligeras, mientras que las de montura inyectada poseen gran resistencia a los golpes y las de titanio son muy elegantes.
  • Procura que las gafas se adapten perfectamente a tu rostro, así conseguirás una mayor comodidad y confort, sobre todo si debes utilizarlas por muchas horas seguidas en diferentes situaciones, con esto evitarás incomodidades o molestias.
  • Las gafas graduadas son las indicadas para corregir diferentes problemas en tu visión, de esta manera realizarás mejor tus actividades diarias.

Y gracias a los diferentes tratamientos que pueden tener, conseguirás gafas resistentes que mejoren tu campo de visión y protejan tus ojos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *