Razones beneficiosas de los nórdicos para tu salud en invierno

dormir bien nordicos

A lo largo de la última década, las familias han pasado a un estilo de vida mucho más natural y eso obliga a dar pequeños pasos en ese sentido y dar prioridad a nuestro presupuesto y capacidad. Filtrar nuestra agua siempre fue una prioridad, ya que es algo que todos consumimos a diario y por supuesto, priorizamos los alimentos orgánicos, pero encontrar opciones de camas naturales para dormir es algo que pocos consideran y menos pensar en un una funda nórdica para el invierno, ya que debemos poder estabilizar nuestro calor corporal también por las noches.

¿Cuál es el papel de las fundas nórdicas aquí?

Se nos va aproximadamente un tercio de nuestra vida durmiendo y por esta razón, el ambiente en el que dormimos tiene un impacto bastante grande en la salud general y es que el aire que respiramos mientras dormimos equivale a un tercio de nuestro día.

La tela con la que entramos en contacto durante el sueño, es la que tocamos durante un tercio de nuestro día también y el colchón en el que dormimos, es con lo que interactuamos un tercio de nuestro día.

Las luces y los sonidos presentes durante el sueño, nos acompañan un tercio de nuestro día.

Esto quiere decir que son muchos los factores que pueden afectar la calidad del sueño y es mucho lo que está a nuestro alcance para lograr tal fin. La optimización del sueño es un paso relativamente fácil para ayudar a mejorar la salud, ya que sólo requiere un pequeño cambio en ciertas cosas y después de eso, podemos simplemente dormir y cosechar los beneficios.

Todo debe comenzar con el área donde dormimos y el ambiente que rodea al dormitorio.

De hecho, algunos expertos señalan que el sueño es uno de los factores más importantes en la salud y que conseguir un sueño de alta calidad a menudo puede ayudar a los problemas hormonales, problemas de inmunidad y mucho más, y es en este punto donde las fundas nórdicas tienen un papel clave.

¿Por qué elegir este tipo de manta?

Muchas de las nórdicas están hechas de telas orgánicas, a diferencias de otras ropas de cama como los edredones que son de algodón y es uno de los cultivos más sucios, rociado con grandes cantidades de pesticidas y herbicidas durante su cultivo, y estos residuos de productos químicos permanecen en los productos textiles acabados. Por otra parte, las telas sintéticas contienen a menudo plásticos y otros productos químicos, así que no son una buena opción porque estos productos químicos plásticos pueden ser absorbidos por la piel.

Muchas fundas, sábanas y edredones de cama también han sido tratados con productos químicos para hacerlos menos inflamables, resistentes a las manchas o resistentes al agua y una persona puede respirar los vapores de estos productos químicos durante el sueño.

Afortunadamente, una buena funda nórdica con materiales naturales puede durar por años y ahora hay muy buenas opciones disponibles.

Hay varios sitios en Internet donde puedes conseguir estas fundas y en presentaciones diferente, así que cuando compres tu funda nórdica, complementa esta pieza con accesorios de calidad en la cama y ¡ten un dulce sueño!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*