Cómo hacer magdalenas caseras paso a paso

Cómo hacer magdalenas caseras paso a paso

Una de las delicias que cualquier persona disfruta sin importar su edad, son los postres, por lo que estos se convierten en parte de sus alimentos favoritos, que con la debida cautela, consumiéndolos de forma adecuada, no tienen que significar un problema para nuestra dieta.

Entre las muchas opciones de postres que hay en el mundo, uno de los que más destaca son las magdalenas caseras, las cuales tiene su origen en la región de Lorena, Francia, pero que hoy en día son muy conocidas en gran parte de los países latinoamericanos e incluso en España.

Las magdalenas son un tipo de postre muy sencillo de realizar, pero muchas personas tienden a cohibirse a hacerlas, ya que no lo ven de esa forma, pero lo cierto es que no se necesitan muchos ingredientes y  la preparación es bastante fácil.

Lo que necesitas para hacer magdalenas caseras

Si estás interesado en unas deliciosas magdalenas para ti, tu familia o compartir con tus amigos, aquí te vamos a decir cómo hacer magdalenas caseras paso a paso, detallándote todo el proceso para que en poco tiempo las estés degustando.

Ingredientes

  • 200 gr de harina (trigo)
  • 190 gr de aceite (girasol)
  • 50 gr de leche
  • 180 gr de azúcar
  • 1 limón
  • 3 huevos
  • Polvo de hornear
  • Canela en polvo
  • Sal

Preparación de las magdalenas caseras

Paso 1

Lo primero que tienes que hacer es colocar en un envase la harina, un poco de canela en polvo, un poco de polvo de hornear y la ralladura de la piel del limón, aunque también puede ser la de una naranja si así lo prefieres. Mezcla todo hasta que no se distingan los ingredientes.

Paso 2

En otro envase vas a mezclar los 3 huevos y debes batirlos hasta que se cree una mezcla bien espumosa. Te recomendamos que utilices un batidor eléctrico para esto, ya que se consigue un resultado mejor y en menor tiempo que al hacerlo de forma manual. Si no cuentas con un batidor eléctrico no te preocupes, consigue la espuma que se desea y el resultado será de igual forma satisfactorio.

Paso 3

Después de batir los 3 huevos, lo siguiente que tienes que hacer es ir agregando poco a poco el azúcar en la mezcla espumosa que obtuviste, siempre manteniendo encendido el batidor de estar utilizando uno eléctrico, para conseguir que se incorpore de forma perfecta.

hacer magdalenas caseras

Al agregar toda la azúcar, tienes que incluir en ese envase la leche y seguir batiendo de igual forma. Recuerda que todos los ingredientes deben incorporarse de manera perfecta a la mezcla, así que no dejes de batir en ningún momento.

Con la leche ya incorporada, agrega una pizca de sal y de igual forma termina de batir para que se esparza por toda la mezcla de las magdalenas.

Ahora es hora de tomar la mezcla de la harina que preparaste inicialmente con la canela y el polvo de hornear, la cual tienes que ir agregando poco a poco e incorporando en el segundo envase donde colocaste los demás ingredientes, batiendo siempre como te hemos mencionado.

Es importante que prestes mucha atención a la mezcla que estás obteniendo, ya que para un mejor resultado de las magdalenas, estas no deberían tener ningún tipo de grumo de harina en la masa.

Cuando ya la masa tenga todos los ingredientes incorporados, debes tapar el envase donde se encuentra y meterlo en la nevera por al menos 15 minutos. Cuando pasen los 15 minutos que permaneció la masa en reposo, sácala de la nevera.

Paso 4

Coloca el horno a calentar a 210ºC, mientras que te dispones a separar la masa en las 12 cápsulas de papel donde se cocinarán.

Antes de agregar cada porción, coloca las cápsulas en el interior de un molde de metal para que las magdalenas no pierdan la forma, y cuando ya estén puestas, vierte la mezcla hasta llenar 3/4 de la capacidad que dicha cápsula posee.

Paso 5

Ya con todas las cápsulas de papel llenas, toma un poco de azúcar granulado y espolvorea por encima de la masa, que será el tope típico que poseen las magdalenas caseras y que no puede faltar en las que estás haciendo.

Paso 6

Lleva la bandeja con la mezcla de las magdalenas al horno a la temperatura programada previamente, y déjalas cocinar por unos 15 minutos, o hasta que verifiques que su interior ya se encuentra cocido.

Para verificar que tus magdalenas caseras están listas, bastará con que introduzcas un palillo en el interior de la masa y si el mismo sale sin ningún tipo de restos, entonces puede retirarlos del horno; en caso contrario, debes dejarlas unos minutos adicionales.

Paso 7

Cuando ya estén listas las magdalenas retíralas del horno, déjalas reposar por unos 5 minutos y es en ese momento en el que puedes sacarlas del molde de metal. Coloca las magdalenas caseras sobre una rejilla metálica hasta que se enfríen. Cuando lo estén, pueden consumirse.

Esta receta particularmente está hecha para 12 magdalenas, pero todo dependerá de la cantidad que desees hacer y el tamaño de las cápsulas de papel que utilices, que en este caso se han usado unos de 7 centímetros de diámetro, por 3 centímetros de altura.

Adicionalmente te recomendamos que el molde de metal que utilices tenga la misma medida que las cápsulas de papel, ya que de lo contrario tus magdalenas caseras perderán su forma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *