Cuáles son las verduras que contienen vitaminas K

hojas-de-espinaca-1200x800

Los alimentos que cuentan con un buen aporte de vitamina K, actualmente han llegado a posicionarse como un verdadero “must have” dentro de cualquier dieta saludable.

Por lo que conocer cuáles son aquellos alimentos que poseen vitamina K, podría ser de gran ayudar para realizar una lista de la compra que tenga como principal protagonista a estos alimentos tan beneficiosos para la salud.

La vitamina K que nuestro cuerpo requiere diariamente no resulta muy elevada, motivo por el cual en principio es posible conseguirla mediante la alimentación.

Ahora bien, cabe señalar que dentro de los alimentos, normalmente la vitamina K puede conseguirse sobre todo en las verduras de hoja verde, destacando especialmente la col, las espinacas y el brócoli, etc.

La vitamina K y su función dentro de la coagulación de la sangre

La vitamina K suele destacar debido a la función que tiene en cuanto a la coagulación de la sangre.

Cabe mencionar que esta vitamina fue descubierta por un  bioquímico danés, llamado Henrik Dam, en el año 1935, quien la nombró K debido a la palabra “koagulation”, término danés para referirse a coagulación.

Así, se puede decir que la vitamina K se trata de un nutriente esencial para que el organismo pueda mantenerse saludable, dado que resulta fundamental tanto la coagulación sanguínea como para la salud de los huesos, al igual que para algunas otras funciones realizadas por nuestro organismo.

Cabe mencionar de igual manera, que la vitamina K suele presentarse en dos diferentes formas, las cuales son:

Vitamina K1 (filoquinona): Se trata de la forma de esta vitamina que puede conseguirse con frecuencia dentro de los vegetales que poseen hoja verde.

Vitamina K2 (menaquinonas): Consiste en la forma de esta vitamina que está presente dentro de los derivados de la carne, al igual que en los alimentos fermentados.

¿Qué verduras ofrecen un aporte de vitaminas K?

Las verduras de hoja se caracterizan por ser las principales fuentes dietéticas para obtener vitamina K a través de la dieta, aunque también se puede conseguir mediante los aceites, las grasas, las carnes, las legumbres, las frutas y los cereales.

En cualquier caso, las verduras que contienen vitaminas K son las siguientes:

Brócoli

Se trata de una verdura que posee un alto contenido de nutrientes y también de vitaminas tanto C como K; asimismo, consiste en una excelente fuente de calcio, fibra, fósforo y folato.

Además, el brócoli destaca entre todas las verduras pertenecientes a la familia de las coles, por ser el que posee un mayor aporte de sulforafano, el cual supone un compuesto vegetal que ayuda a optimizar la flora intestinal bacteriana.

Rúcula

Consiste en una verdura frondosa, perteneciente a la familia Brassicaceae, la cual suele tener diversos nombres (rucoli, cohetes, rucola o roquete).

En cualquier caso, del mismo modo que otras verduras de hoja verde, posee un alto aporte de nutrientes incluyendo vitaminas A, B9 y también la K. igualmente, se trata de una excelente fuente de nitratos.

Coliflor

La fibra dietética optimiza tanto al corazón como la salud intestinal, ayudando a evitar la aparición de problemas digestivos y el riesgo de obesidad.

En este sentido, la coliflor, al igual que otras verduras crucíferas, posee un antioxidante denominado indol-3-carbinol (I3C), el cual ayuda a reducir el cáncer de pecho y en el sistema reproductivo.

Escarola

La escarola forma de la familia Cichorium, pese a ser menos popular en comparación con otras verduras de hoja verde, tal vez por no ser muy sencilla de cultivar, cuenta con un elevado aporte de  vitamina K,  folato y vitamina A. Asimismo, representa una buena fuente de kaempferol, que consiste en un antioxidante que ayuda a reducir la inflamación de los tejidos.

Kale

Destaca por posicionarse entre los vegetales que ofrecen un mayor contenido de nutrientes entre los que es posible encontrar a nivel global, dado que cuenta con numerosos minerales, vitaminas y antioxidantes, especialmente en vitaminas A, C y K.

Lo más recomendado para aprovechar todos sus nutrientes suele ser comerla cruda, dado que la cocción disminuye su aporte nutricional.

Espinacas

La espinaca se caracteriza por ser una verdura frondosa de hoja verde muy conocida, la cual resulta sencillo agregar a numerosos platos, incluyendo sopas, ensaladas, salsas y batidos. El perfil nutricional y vitamínico de esta verdura resulta asombroso, y además posee un gran aporte de folato, el cual es esencial para la producción de glóbulos rojos.

¿Qué beneficios ofrece la vitamina K?

El organismo requiere vitamina K a fin de poder funcionar de manera apropiada, ya que se trata de un nutriente que ofrece grandes beneficios no solo para la coagulación de la sangre, sino también para el desarrollo óseo, e incluso para la estimulación de algunas proteínas, al igual que para prevenir numerosas enfermedades.

Así, contar con unos niveles de vitamina K apropiados en nuestro cuerpo puede ofrecernos los siguientes beneficios:

  • Efectos protectores durante el envejecimiento.
  • Optimiza la coagulación sanguínea.
  • Reduce el riesgo de padecer problemas cardiovasculares, sobre todo, rigidez y estrechamiento de los vasos sanguíneos.
  • Fortalece los huesos y reduce el riesgo de fracturas.
  • Optimiza la función cognitiva.
  • Reduce el dolor menstrual.

¿Qué pasa al no consumir suficiente vitamina K?

Un gran déficit de vitamina K podría causar problemas de sangrado y hematomas (moretones) a causa de una coagulación sanguínea más lenta; también puede disminuir la fuerza de los huesos e incrementar el riesgo de osteoporosis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *