Baja la fiebre de tu bebé

fiebre bebe

El sistema inmune de los bebés y niños pequeños aún es muy inmaduro, por lo que es bastante normal que se enfermen más que los adultos.

Aquí te enseñamos ocho remedios caseros que funcionan muy bien y más:

Quitarle la ropita: La ropa tiene la facultad de “acoger” el calor corporal y sustentarlo, impidiendo también que el aire del exterior toque la piel del bebé y la enfríe.

Cuando un niño posee fiebre lo fundamental es que no haya ropa para evitar todo ello. Cuantos más frescos estén, mejor, así que ¡a quitarle la ropa!

Temperatura natural en el sitio: El chiquillo debe estar en un lugar fresco, pero no bajo una canal de aire ni del “chorro” del aire acondicionado.

-Bañarlo: la otra salida para robar calor al cuerpo es ponerlo en contacto con el agua que esté a baja temperatura de la que tiene el bebé.

El cambio debe ser gradual, eludiendo baños con agua fría, porque pueden caerles fatal. Lo ideal es entibiar el agua como siempre, introducir al bebé y dejar que pase el tiempo para que vaya bajando la temperatura corporal.

Utilizar compresas frías: Lo más sencillo es tomar una toalla pequeña y humedecerla con agua fría. Se sujetan en la frente, en la nuca y las muñecas y se van renovando a medida que dejan de hacer efecto (se vuelve a empapar).

Darle una dieta líquida: Si el pequeño está sudando a causa de la fiebre es conveniente que lo vayamos hidratando. Algunos niños tampoco quieren alimentarse mucho si tienen fiebre y pueden responder mejor a una dieta líquida, que nos ayudará a rehidratarles.

Se recomiendan jugos, agua o caldos y, en caso de los bebés, leche o suero oral (materna o artificial).

bebe intranquiloEvitar que el bebé esté intranquilo: Si el chiquillo tiene fiebre alta lo más probable es que no tenga ánimos ni de pestañear. Si en cambio no tiene mucha fiebre sí puede ser que aún tenga ganas y fuerzas para moverse, y son la mayoría de los niños los que, aún con fiebre, no están tranquilos.

No es que haya que amarrarlos a una silla para que se queden tranquilos, pero se aconseja tratar de que los niños realicen actividades más pasivas que no les haga incrementar la temperatura corporal ni sudar.

-Surtirle infusión de girasol: Una de las propiedades del girasol es la de favorecer a bajar la fiebre. Se usan pétalos secos de la flor de girasol y se elabora una infusión con ellos.

Para esto, se hierve agua, se vierten los pétalos dentro y se deja reposar unos 10 minutos. Se filtra la combinación y se le agrega miel o azúcar, algo que le dé un poco de sabor dulce.

Es comúnmente recomendado darle de 2 a 3 cucharadas al bebé cada 8 hrs.

Enfriar al niño por los pies: Esto se haría despojando el calor del niño desde abajo, desde las plantas de los pies. Para ello, se le recomienda caminar descalzo o meterle los pies un rato en agua tenua tirando a fría.

También funciona ponerle rodajas de patata fría en los pies e ir rotando mientras se calientan.

La salud de nuestro bebe es muy importante, por esa razón, presta mucha atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*